jueves, 26 de enero de 2012

Importante. La verdad sobre la salmonela y los reptiles. Por el CDC (centro de control de enfermedades americano)


La Salmonella y los reptiles. 
La mayoría, si no todos, los reptiles son portadores de la bacteria Salmonella en su tracto intestinal, por lo que es liberada de forma intermitente o continua en sus heces. La Salmonella es una bacteria que no causa enfermedad en reptiles, pero si en personas.
La Salmonella es fácilmente diseminada entre reptiles y humanos. El contagio es mediante ingestión de la bacteria. Esto puede ocurrir cuando manipulamos a nuestro reptil, sus heces o material del terrario contaminado y no nos lavamos bien las manos antes de comer, cocinar o tocarnos la cara. Por ejemplo se podría contaminar un niño si preparamos su biberón después de haber manipulado a un reptil. El contagio no se produce directamente por tocar al reptil es necesario ingerir la bacteria. 
La mayoría de las infecciones por Salmonella resultan en una enfermedad moderada y auto-limitante consistente en diarrea, fiebre y dolor de barriga. Sin embargo la infección puede llegar a diseminarse a la sangre en algunos casos llegando a ser fatal. Este tipo severo de infección es más probable que ocurra en infantes y personas inmunodeprimidas como personas con transplante de medula, diabetes, SIDA o en tratamiento con quimioterapia.
Desafortunadamente la Salmonella no puede ser eliminada del tracto intestinal de los reptiles. La administración de antibióticos no elimina la bacteria, de hecho puede producir Salmonellas resistentes y los cultivos de heces para identificar a los portadores pueden dar negativos en animales que luego si lo son.
Por otra parte es fácil prevenir el contagio de Salmonella siguiendo estas normas:
  • Lavar siempre tus manos con agua cliente y jabón después de manejar a un reptil, sus utensilios o sus heces.
  • No permitas que el reptil acceda a la cocina, comedor o cualquier superficie donde se cocine o se coma. Tampoco dejes que entre al baño. Lo ideal es que tuviera una zona de la casa especifica para que él se mueva con libertad.
  • No comas, bebas o fumes mientras manipulas a un reptil, su terrario o su equipamiento. Tampoco lo beses ni compartas tu comida con él.
  • No uses el fregadero ni el lava manos para bañar a tu reptil o limpiar sus utensilios. Debería destinarse un recipiente de plástico a esta tarea y desechar el agua sucia por el wáter, en vez de por la bañera o el lava manos.
  • El CDC (Centro de Control de Enfermedades) recomienda que las familias con niños menores de 5 años no tengan reptiles. La ARAV (Asociación de Veterinarios de Reptiles y Anfibios) recomienda que las familias con niños hablen con su veterinario y su médico de cabecera de los pasos adecuados para minimizar los riesgos de contagio de Salmonella. Los niños siempre estarán supervisados cuando manipulen reptiles para evitar que se lleven a la boca al animal o cualquier objeto del terrario. 
  • Las personas inmunodeprimidas deben evitar el contacto con reptiles. 
  • Siga nuestras recomendaciones sobre el correcto manejo y alimentación de su reptil. Un reptil sano y en un ambiente adecuado es menos propenso a liberar Salmonella.
Esta información no está diseñada para desmotivar a los dueños de reptiles a no tenerlos.  El riesgo de contagio de Salmonella es bajo, pero puede ser incluso más bajo siguiendo estás indicaciones. Los reptiles pueden ser unos animales muy seguros como animales de compañía, pero los dueños tienen que conocer los métodos de reducir los riesgos de contagio de sus mascotas.

Texto original del CDC y de la ARAV. 

Traducción y publicación: Miguel Pérez González Lic., Vet, GPCert(ExAP) 






Texto original (inglés)

2 comentarios:

  1. Gracias por compartirlo lo citaremos en MundoReptil

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por difundir la información.

    ResponderEliminar

Contacto